Franco Fasoli (Jaz) y Axel Void: Mediocre

22/11/2013 – 20/12/2013
Curaduría: Camille Cousin
Leer texto de Nicolás Lantos

Jaz y Axel, que ya han trabajado juntos en diversas paredes de Miami y Berlín, exhiben en Matienschön el resultado de un proceso intensivo de una semana, en la que se sumergieron en la actualidad porteña a partir de artículos de diferentes periódicos locales.
Durante 7 días, el dúo eligió dos noticias por día y los tradujo en sendos lienzos realizados a cuatro manos.
Si su trabajo muralista surge de la búsqueda del contacto directo con la sociedad, aquí el retrato de la cotidianeidad se encuentra diferido por la situación de taller y el filtro editorial como creador de realidad y de ficción. “Mediocre” es la exhibición de un proceso de diálogo y negociación pictórica entre dos artistas de fuerte identidad gráfica, que ilumina las tensiones de nuestra sociedad actual respecto de los “relatos” mediáticos y destila la violencia implícita en muchas de nuestras acciones cotidianas.

AXEL VOID
Axel Void, cuyas raíces biográficas se encuentran en Haití, Miami y Andalucía, es parte de una generación de pintores jóvenes cuya dinámica proviene de la cultura del grafiti y del arte urbano. Se mueve entre murales, aerosoles, instalaciones, pinturas al óleo y acrílicas, grabaciones de audio y video e infinitos dibujos. Los temas incómodos, desagradables, psicológicos y sociales dominan su obra, junto a enunciados irónicos y a una belleza extraída de los contextos más urgentes de la vida cotidiana. Nacido en 1986 en Miami, a los tres años se fue a vivir a España y en 2010 se mudó a Berlín. En los últimos 4 años, expuso obras en Málaga, Berlín, Basilea, Ottawa, Londres, Palermo, Miami, Atlanta, Barcelona y New York.

JAZ
Como muchos artistas urbanos, Franco Fasoli comenzó su carrera creativa en las calles de Buenos Aires y a mediados de la década de 1990 se inició como artista grafitero. Su estilo fue evolucionando hasta que dejó atrás los grafitis basados en la escritura para comenzó a experimentar con piezas figurativas inspiradas en la cultura argentina. Con un magistral dominio del aerosol, Jaz comenzó a experimentar con nuevas técnicas inspiradas en su trabajo dentro del mundo de la escenografía, y sus obras pasaron a ser cada vez más ambiciosas en escala y complejidad. Su facilidad para trabajar a escalas inmensas, su estilo singular y el uso no convencional de los materiales lo distinguen de sus contemporáneos. En los últimos 4 años, expuso obras en San Pablo, Berlin, Londres, Miami, México DF, Puerto Rico, Noruega, Barcelona, Baltimore, Lima, Sudáfrica, Los Ángeles, Atlanta y Buenos Aires.